La Excelencia

La excelencia se conoce por diferentes sinónimos, como ser, calidad, superioridad, honor, don etc. Haciendo una síntesis de todo ello, la excelencia es un estilo de vida. Es un valor indispensable en individuos, y organizaciones qué aspiran alcanzar el éxito, es la raíz, una base, es una mina y hace que los demás valores se convierten en oro, no puede estar divorciada de los demás valores, porque cada uno de ellos se deben de promover, ejecutar con excelencia.

1. La excelencia en la persona.

Hay una frase que está en crisis, o en peligro extinción. (calidad de persona). La excelencia no es limitada, no tiene un tope, es como una persona detallista que nunca termina la casa, porque siempre está pensando en mejorarla. Son las personas que la limitan, un título, un nombramiento, es parte de lo excelente, el problema es creer que ya se alcanzó la plenitud de la excelencia, una persona excelente es un individuo que ama, tiene principios y valores, visionario, sabe organizar, vive innovando y actualizándose.

Una persona con este valor, es alguien que ha sido transformado y, vive para transformar. Una de mis tesis “más hechos y menos palabras” descansando en el verso transformador. “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío, primeramente, y también al griego. Romanos 1:16 RV60”.

Lo regular debe ser cambiado por lo bueno, y lo bueno por lo excelente, la trasformación produce visión, el evangelio trae transformación de forma integral en el individuo. Un ser humano excelente es alguien que se ensucia las manos por los demás, se toma muy enserio la responsabilidad del discipulado que es transferencia de vida, y es para toda la vida. Poder es acción.

La excelencia en el liderazgo El líder primero debe ser transformado, para poder transformar a otros, el problema es vivir solo de eventos, los eventos son como los vientos y las olas que, así como vienen así pasan y se van. Un líder excelente no confunde los términos dar con servir, esto lo aprendí en el SETEPH dar es regalar un obsequio, una merienda, una provisión, un regalo, dar un espectáculo, todo eso se acaba, servir es transformar con excelencia, no es bueno acostumbrar darle todo a la gente a la persona se les enseña a ganarse y hacer las cosas de calidad.

Un líder excelente renuncia a paradigmas, rutinas, es un líder visionario tiene una capacidad un arte de transformar organizaciones y se proyecta a la comunidad gestionando talleres de emprendedurismo, no inventa cosas, sino que se enfoca en las necesidades. Es innovador, proactivo, tiene iniciativa, y es un líder organizado y estratega porque siempre busca la excelencia acompañado de una sabiduría divina. Busca oportunidades de desarrollo personal y hacia los demás sabe delegar, vive en constante desarrollo, es positivo y vive por fe. La excelencia trae desarrollo en todas las esferas de forma integral, el desafío para los ministros, lideres, educadores etc. Es promover y hacer de la excelencia un estilo de vida.


“El líder primero debe ser transformado, para poder transformar a otros...”


Imagen responsive Imagen responsive

Publicado por: Pr. Antonio Zavala | 16 diciembre 2018 .

Siguatepeque, Comayagua | Territorio Nor-Occidente

| Pastor| Docente SETEPH | G. Emergente

antoni2020@gmail.com